¿Todavía voy a seguir cargando agua cuando sea una mujer muerta? Wura Ogunji

¿Todavía voy a seguir cargando agua cuando sea una mujer muerta? Wura Ogunji

Blog POR Tirso Otero

El abrupto arrastre de varios bidones de agua a través de las calles de Lagos, Nigeria, rompe la rutina urbana sobre calles de dura tierra y polvo apenas asfaltadas. Seis mujeres africanas hacen pender desde sus extremidades inferiores y superiores los recipientes contenedores del elemento que da la vida.

Garrafas teñidas de dorado que no pasan por alto como la riqueza de recursos del continente negro es al mismo tiempo estigma y milagro, cuestión de arrastre. Seis cuerpos que se preguntan Will I still carry water when I am a dead woman? / ¿Todavía voy a seguir cargando agua cuando sea una mujer muerta?

En esta búsqueda de significados Wura Ogunji investiga sobre las conexiones físicas, psíquicas e históricas existentes entre África y el continente Americano, estableciendo como eje central y foco de la acción el cuerpo femenino de azabache. Un origen que no puede escapar a las redes del esclavismo y la explotación del hombre por el hombre, que en el caso de la mujer se tiñe de peor imposible. Hechos en aparente pretérito histórico pero que vienen a traer consecuencias tangibles en pleno siglo XXI, tales como el colonialismo económico por parte de los mercados capitalistas occidentales sobre el continente africano, o la cruda cuestión sobre como uno de los territorios más fértiles de la tierra y sembrado de recursos se encuentra sumido en la pobreza, caos y opresión, sin atisbos de liberación.

El acto performativo se convierte en el principal instrumento narrativo para dar forma a su trabajo, usando su propio cuerpo como vehículo de entendimiento y experimentación mediante actos de retorno y recolección personal e introspectiva. Los conceptos de cruce de fronteras, migración e inmigración emergen al arrastrarse a través de la dura tierra con las botellas de agua paralelas a los tobillos, en territorios cuyas zonas limítrofes han sido trazadas a escuadra y cartabón, arrasando identidades y culturas. La pertenencia física y psicológica parte sin sentido como principal conclusión en la lucha por la supervivencia de un cuerpo totalmente atomizado y desarraigado presa de los avatares histórico-sociales.

En la serie The epic crossings of an Ife head (Ife, antigua ciudad yoruba al suroeste de Nigeria) dialoga sobre el sentido de la patria y el sentimiento de añoranza, lanzando la pregunta ¿tiene la patria tiempo para nosotros?. Tomando como elemento simbólico la  Wura-Natasha Ogunji pertenece a esa generación de jóvenes creadoras africanas sobre las que occidente no tiene nada que decir al ser sus verdades demasiado incómodas. Por suerte ellas no se ajustan a la pasividad esperada respecto al oprimido. Deciden hacer uso de la artillería más pesada a su disposición para reivindicar su lugar e idiosincrasia en entornos donde la cotidianidad es en extremo difícil, desarrollando la creación e innovación artística como forma de expresión, labor loable a la par que titánica icónica capucha nigeriana tradicional de Ife con coloridas estrías estampadas, para intentar caminar sobre el agua y volar a través de los territorios tal y como harían los antepasados africanos en la búsqueda de sus descendientes emigrados hacia América, todo ello con el campo de visión totalmente anulado. Movimientos torpes, sonidos truncados para desplazarse sobre agua, tierra y mar en un viaje imaginario con el océano Atlántico como única referencia. Con la grabación de las múltiples performance que realiza, Wura edita posteriormente mediante stop-motion aportando nuevas perspectivas visuales y auditivas que consiguen acercarnos un poco más hacia esa difícil pero tan ansiada búsqueda. Trabajo que versa sobre el profundo conocimiento del cuerpo tanto ancestralmente como biológicamente, células expresivas que beben de sus recuerdos para crear historias que consiguen tocar y arrancar la fibra.

Licenciada en Antropología y Máster en Fotografía, como artista visual y plástica su trabajo incluye dibujos a papel cosidos de recurrente imaginería nigeriana, mientras que en sus actuaciones de video-arte involucra su cuerpo en exploraciones con el movimiento y la toma de decisiones. Su trayectoria ha sido galardonada con una beca Guggenheim Foundation Fellowship. Ha estado presente en Centre for Contemporary Art Lagos, The Pulitzer Foundation for the Arts y The Menil Collection y Ogunji ha sido premiada de igual modo por The Pollock-Krasner Foundation, The Dallas Museum of Art y The Idea Fund.

En los últimos años ha estado inmersa en la creación de una serie de actuaciones sobre el espacio público en la ciudad de Lagos y la presencia de las mujeres en los mismos. Polemizando sobre la figura femenina y su relación con los usos y costumbres de la zona. Interesada por el marco diferencial que puede ofrecer la mujer africana joven en el panorama ideológico, mezclando recuerdos, pensamientos, observaciones e incluso filosofías de vida que abogan por un cambio, sin dejar de mirar hacia el pasado y sentirse vinculadas hacia un algo que no quieren ni están dispuestas a entregar o perder.

Fervientes ejemplos de filosofía del espacio público mediante el cuerpo como la performance Will I still carry water when I am a dead woman?, o Queens, mediante la cual dos mujeres situadas en pedestales paralelos se sientan en un trono simbólico para dejar emerger de sus cabezas una columna vertical de telas a modo de corona y son conectadas por la base frente al horizonte marino. Mientras que en Beauty estas mujeres son unidas mediante el trenzado de su cabello llamando la atención sobre el sentimiento de pertenencia al grupo, el rol femenino en la sociedad nigeriana, así como la opresión y supresión de los atributos físicos e identitarios, al ser desposeídas y anuladas en su propia tierra..

Hoy nos fijamos en ella, puede que mañana nadie la recuerde, pero gracias a la labor de tantas jóvenes artistas africanas como Wura, la realidad de un continente silenciado cada vez se oye un poco más fuerte para recordarnos que frente a la adversidad y por la diversidad, la voluntad creadora puede romper concepciones, usos y fronteras.

Tirso Otero

Más en el Blog

Los tiempos sí cambiaron

Los tiempos sí cambiaron

Blog POR Pepe Ribas. Mayo de 2021.

Por fin una exposición del underground y de la contracultura de los años 70 en Catalunya. Fueron unos años de creatividad desbordante, sin cánones impuestos, vividos al margen de prebendas, partidos e instituciones. Las incoherencias del régimen franquista en su decadencia, la persecución centrada en los partidos políticos marxistas e independentistas, y la distancia geográfica que nos alejaba del centro neurálgico del poder, posibilitaron unas grietas por las que se coló una parte de la juventud inquieta y conectada con las corrientes contraculturales que llegaban de fuera.

Rosal en Taita

Rosal en Taita

Blog POR Antonio Otero García-Tornel

Jaime Rosal era un tipo raro. Traducía a los franceses de la Ilustración (una gauche divine más bien olvidada), decía lo que pensaba y fumaba en pipa con delectación.

Underground: Barcelona contraataca

Underground: Barcelona contraataca

Blog POR Miquel Molina

El Palau Robert prepara una exposición que reivindica la contracultura de los setenta.