Ángeles Parra en el 33º aniversario de BioCultura

Ángeles Parra en el 33º aniversario de BioCultura

Blog POR Ajoblanco

Ángeles Parra es directora de la feria bio BioCultura y presidenta de la Asociación Vida Sana, que es la entidad sin ánimo de lucro que organiza la feria. BioCultura llega a IFEMA en Madrid del 9 al 12 de noviembre en su 33 edición. Serán 4 días intensos para entender que hay otras formas de producir, de consumir, de vivir y de sentir. Ángeles nos habla de los orígenes de la feria, del momento actual del sector "bio" y de cómo ve el futuro, un futuro imparable.

Ángeles, ¿qué ofrece BioCultura en esta edición?

angeles

La feria ha crecido un 56% en espacio expositivo este año, eso quiere decir que aumentan expositores. El sector empresarial ecológico está en auge. Van a estar presente unas 820 empresas de todos los sectores. Aunque el principal sigue siendo el de la alimentación ecológica; otros sectores como la cosmética ecocertificada y la moda sostenible están creciendo de forma considerable. También vamos a encontrar todo lo relacionado con la casa sana, turismo responsable, terapias, se van a celebrar más de 400 actividades paralelas con la intención de debatir, informar, educar en consumo,… y disfrutar de este hermoso y maravilloso mundo de lo “bio”.

Le habéis dado a la música un lugar que en otras ediciones se echaba en falta...

Estamos comprometidos con la "biocultura", que es un concepto que inventamos nosotros hace muchos años y que es totalmente holístico. Ahora bien, somos una entidad muy modesta y, obviamente, tenemos una serie de prioridades a la hora de llevar a cabo una feria: la alimentación ecológica es nuestra diana, eso no lo podemos olvidar. Pero, en la medida en que la feria ha ido creciendo, está claro que hemos querido apostar por ese concepto holístico del que hablaba y, en ese aspecto, no podemos dejar de lado la cultura, desde un prisma muy amplio. Este año, en BioCultura Madrid, Cultura en Movimiento/Rubén Caravaca se ha encargado de la programación y vamos a tener varios escenarios, por los que pasarán, entre otros, artistas tan destacados de la actualidad como Burruezo & Medievalia Camerata, Baramú, etc. Por otro lado, MamaTerra acerca la cultura "bio" a los niños. También tenemos un festivalazo ecogastronómico en el showcooking. Y, en fin, BioCultura abarca todos los ámbitos de la existencia, incluso el cine, con el estreno este año del nuevo documental de Lucho Iglesias, "Cambio permanente".

BioCultura se ha ido extendiendo año a año, y ya cuenta con varias ediciones por toda la geografía española. ¿Cómo ha sido este proceso?

Yo siempre digo que la feria es un espejo de la sociedad. Sí es verdad que, en buena medida, hemos sido muy pioneros y que marcamos tendencias. Pero, por otro lado, como feria, como algo vivo, como algo en lo que la ciudadanía está implicada, también es verdad que reflejamos aquello que la sociedad muestra. En este sentido, antes, hace años, el consumo "bio" era algo más minoritario, muy de gente muy concienciada. Ahora, ya ha roto las fronteras y llega a todas partes. Y es normal que BioCultura esté presente en más comunidades autónomas y ciudades. Porque el sector y el público lo piden.

 MG 4030

¿Es la gente hoy más consciente que hace 15 años sobre el uso de productos ecológicos y el consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente?

La feria cumple en Madrid 33 años. Estaba todo por hacer. No había ni certificación. Tampoco había productos. Casi se podría decir que nos los inventamos. Era predicar en el desierto. Encontramos todo tipo de trabas. Pero, en estas décadas, hemos sido muy genuinos, no hemos querido confundir al personal, nos hemos mojado por la agroecología sin despistar a nadie, yendo al meollo del asunto. Hemos participado y seguimos haciéndolo en mil luchas contra la modificación genética, los falsos "bio", los pesticidas... El público ha premiado esta autenticidad y el convencimiento de nuestra apuesta. Poco a poco, la concienciación ha ido subiendo en la sociedad. A ello ha colaborado, básicamente, lo mal que está la situación: pandemias de todo tipo (cáncer, obesidad, diabetes...), escándalos alimentarios... Los alimentos ecológicos se venden solos habida cuenta de que cada vez más gente está despertando y se da cuenta de cómo la alimentación convencional nos envenena poco a poco y envenena también a la Naturaleza.

En esta edición tenéis una sesión de debate que viene a reflexionar sobre la entrada en el sector "bio" de grandes capitales ha revolucionado el paradigma. ¿Qué principales consecuencias veis de esta irrupción?

El sector ecológico está cambiando mucho y en muy poco tiempo. Sí, las grandes empresas y las grandes superficies han visto un nicho de mercado y se están introduciendo. Esto no tiene por qué ser negativo pero es complejo. No es bueno para el sector el hecho de que estas grandes empresas quieran funcionan en el sector "bio" como funcionan en el sector convencional, donde no hay la misma ética, los mismos conceptos, que funcionan en nuestro sector. El sector “bio” y su expansión son la punta de lanza de todo un cambio de paradigma que afecta a todos los ámbitos de nuestra vida (energía, salud, urbanismo, transporte, productos de higiene y cosmética, textil, construcción…) y que ya no hay nadie que lo pare y que ya ha llegado a todos los rincones de la Tierra. Para que las grandes empresas no acaben corrompiéndolo, tenemos que ser astutos. Ni negar el proceso, ni dejarlo en sus manos. Hay que ser estrategas.  Nosotros apostamos por el camino de en medio. Es decir, reconocer que este proceso se está dando y apoyarlo. Ahora bien, con la malicia de tener a las grandes empresas en un diálogo constante para que entiendan que este sector es diferente y que tiene unos códigos éticos que no pueden menospreciar. Podríamos tenerles lejos y dejarles funcionar a su manera pero, tarde y temprano, nos dejarían a un lado y lo corromperían todo. Es mucho mejor tenerles cerca, asesorarles, guiarles, y también vigilarles. Esta ha sido la principal tarea de 2017. Y va a seguir siendo así en los próximos dos o tres años. Diálogo, diálogo, diálogo. Que entiendan bien cómo funciona todo esto. Para que con ese proceso, que es imparable, todos salgamos beneficiados. Hay lugar para todos: tiendas pequeñas, grandes superficies, súpers ecológicos, cooperativas, ferias… Pero también hay que ser dinámico, creativo, especializado… No podemos dormirnos en los laureles. Hemos trabajado demasiado muchísimos años como para dejarlo todo ahora en manos de hombres/mujeres de negocio de traje y corbata. Tendamos puentes, acerquemos posturas, no seamos radicales en ningún sentido. Todo sigue estando por hacer.  Mostremos claramente nuestras cartas en el tablero y, quizás, ganemos todos la partida. Si no somos astutos, la perderemos sí o sí.

Captura de pantalla 2017 10 30 a las 12.06.26

Entonces ¿no todo lo que brilla es "bio"?

Nuestro mundo es un mundo complejo. No podemos entrar en maniqueísmos. Eso de los "buenos y malos" funciona en otros campos, pero a mí no me gusta. Yo creo que la democratización del sector ecológico es positiva. Peor hay que hacerlo sin prisas, con un guion establecido, con control, para no transformarnos en lo mismo que el sector agroalimentario convencional. En estos 33 años, hemos visto de todo. Y seguirá ocurriendo. Los lobos se visten de cordero. Pero no hay que creer que nosotros tenemos toda la verdad.  Pero por otra parte, sí que todo lo que lleva certificación ecológica es “bio”. Cualquier producto con el sello eco sigue el mismo reglamento comunitario que protege la producción ecológica y es certificado por los mismos organismos…. Eso sí que lo hemos logrado.

¿Hay más publicaciones con consciencia "bio" y ecológica que hace 30 años? Nuestra percepción es que en un momento hubo muchas y ahora no tanto, ¿o nos equivocamos?

Han cambiado los formatos pero están ahí. Ahora hay más publicaciones digitales. Antes, todas eran en papel. Los pequeños editores no pueden asumir tantos gastos y optan por ediciones digitales. Nosotros seguimos publicando en papel The Ecologist en español, con una versión muy propia, que es una referencia absoluta para los amantes de la ecología profunda. Pero también han surgido periódicos en papel, como “BioEcoActual”, "Bueno y Vegano". En fin, todo se transforma.

Ha llovido mucho desde la primera feria

BioCultura surgió hace ya más de 33 años. Una serie de consumidores queríamos hacer acciones para descontaminar nuestra alimentación. Tierno Galván nos ayudó en la idea de llevar a cabo una feria para mostrar a la opinión pública que existen alternativas a la alimentación convencional, tóxica y nociva en muchos aspectos, no solo en el terreno de la salud. Éramos todos muy jóvenes. Sabíamos poco, pero nos sobraba energía e ilusión por cambiar las cosas. Ahora, la feria y el sector se han profesionalizado. Esto es bueno porque el tesoro de la alimentación ecológica llega cada vez más, de diferentes formas, a más hogares. El proceso no sólo se da aquí. En todo el planeta se está viviendo una revolución silenciosa y pacífica en este aspecto. Esto no hay quien lo pare.

RKE 4509

Más en el Blog

¡Yo acabé con los hippies! Charles Manson

¡Yo acabé con los hippies! Charles Manson

Blog POR Informe: John Wilde. Entrevista: Nikolas Schreck y Brian King/Wiener

Charles Manson murió ayer 20 de noviembre de 2017 a la edad de 83 años. Recordamos la entrevista que realizaron Nikolas Schreck y Brian King/Wiener y que salió publicada en el número 11 de la segunda época de Ajoblanco. Fue la única entrevista de Manson publicada en España.      

¡Dichosos los Ajos!

¡Dichosos los Ajos!

Blog POR Germán Labrador Méndez

Quizá parezcan actuales, pero las citas anteriores tienen sus cuarenta años. Aunque nos recuerden lo que hemos visto en las calles y plazas ibéricas desde 2011, su origen es més remoto: las he seleccionado al azar de algunos números de la primera etapa de Ajoblanco, entre los años de 1974 y 1980.

Josep Maria Esquirol

Josep Maria Esquirol

Blog POR Andrea Palaudarias I Pepe Ribas

Andrea Palaudarias escribe y Pepe Ribas conversa con Josep Maria Esquirol el filósofo de la resistencia. Catedrático de Filosofía en la Universidad de Barcelona, donde dirige el equipo de investigación Aporia.

Como prácticamente todas las Webs utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios para mejorar tu  experiencia de navegación.
Si aceptas o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.