Visita la exposición Ajoblanco Libertario 1977

1974-2016

Ajoblanco

1974-1980 / Primera época

Fuimos pioneros en la contracultura, la ecología, el decrecimiento, la reivindicación del arte en la calle y la recuperación de las fiestas populares sin corsés. Pusimos especial interés en el feminismo, las comunas, la ocupación, el antimilitarismo, la sexualidad libre, la antipsiquiatría, los nuevos formatos cinematográficos, el viaje y las nuevas formas de vida y de activismo.

En nuestra primera etapa, apostamos por una nueva acracia y redescubrimos el espacio libertario hispano.

Ajoblanco fue una revista independiente y libertaria. En su primera época se editaron 56 números y 20 especiales.

1974
1974

Etapa Pop/Underground octubre 74-junio 75 

Seducidos por las corrientes de la contracultura norteamericana, por Antonin Artaud, por Dadá y por los surrealistas y con ganas de romper con el autoritarismo de nuestros hermanos mayores, nos inspiramos en el arte pobre, el arte conceptual, los undergrounds pioneros y el rock progresivo.

A los jóvenes poetas aglutinados por Pepe Ribas que  el 14  de septiembre de 1973 cenaron ajoblanco, una sopa popular de Málaga, en el restaurante Putxet, se sumaron: Toni Puig, Cesc Serrat, Pep Rigol, Quim Monzò, Albert Abril, Fernando Mir, Ana Castellar, Luis Racionero y el equipo de America Sanchez. Fue una época turbulenta, de mucha noche, muchas ramblas, encuentros fortuitos, tesón en el aprendizaje y pasión por el trabajo.

Fue una época de llamadas y manifiestos en busca de una nueva generación libertaria.
Etapa Freaks

Etapa Freaks septiembre 75-noviembre 76

A nuestras llamadas y manifiestos respondieron miles de jóvenes inquietos con deseos de hacer cine en Super 8, poesía experimental, editoriales independientes, comunas, activismo ecologista, antipsiquiatría, movidas en favor de los presos en lucha… que fueron aglutinando grupos de trabajo.

La pequeña redacción de la calle Aribau se convirtió en un lugar de encuentro y debate permanente.

La pasión por la creatividad provocó el nacimiento de los grupos y colectivos. Antipsiquiatria, ecología, cine Super 8, naturistas, sexualidad libre... Carlos Bosch, Santi Soler, Juanjo Fernandez y el diseñador Jordi Rodríguez Brusi se añadieron al equipo integrado por el colectivo Ajoblanco: Pepe Ribas, Fernando Mir, Toni Puig y Luis Racionero. AjoValencia, coordinado por José Luis Prieto y Javier Valenzuela, realizó el famoso dosier Fallas del 76 que incendió las iras de la carcundia del régimen franquista y una campaña de prensa gratuita que nos lanzó a la fama.

Etapa Libertaria

Etapa Libertaria noviembre 76-agosto 78

Los grupos de trabajo se transformaron en colectivos que funcionaron en torno a la revista. Colaboramos también con las feministas radicales, los naturistas, los antimilitaristas, los homosexuales y los partidarios de la educación libertaria.

La incorporación del cenetista Francesc Boldú, así como la consolidación de grupos de trabajo en toda España, transformó la publicación en un movimiento aglutinador de miles de jóvenes libertarios.

El trabajo de los colectivos se consolidó aportando los famosos dosieres de las páginas centrales de la revista y, más tarde, los números especiales: los extras Ajoblanco.

Financiamos la primera revista de ecología, Alfalfa, y la revista de mujeres Xiana. Renació la CNT y Ajoblanco aglutinó a miles de jóvenes en tono a la confederación anarcosindicalista y participó activamente en las Jornadas Libertarias de julio del 77.

Apostamos por la autogestión interna y financiamos la aparición de la revista literaria La Bañera.

 

Etapa Movimientos Sociales septiembre 78- mayo 80.

Tras la crisis de la CNT y la consolidación de los nuevos partidos políticos, Ajoblanco apostó por los movimientos sociales emergentes, por los ateneos libertarios, por los insumisos, por las radios libres, por la autonomía universitaria, por el aborto, por el artcritic, por la liberación gay, por la autonomía obrera. 

Denunciamos la eurorrepresión que trataba de acabar con la libertad de los movimientos sindicales, con las radios libres, con las cooperativas de consumo, con el movimiento ecologista...

Los extras de Ajoblanco se consolidaron y cada mes no solo salía la revista y las informaciones de cuanto ocurría en la calle, sino también los extras, así como la nueva revista literaria La Bañera, coordinada por Alberto Cardín.

Con este arsenal tratamos de impedir la derrota de cuánto habíamos construido a través de las movilizaciones, el activismo y la nueva cultura antiautoritaria.
1987-1999

1987-1999 / Segunda época

124 números mensuales y 10 especiales.

Si en el primer Ajoblanco fuimos agitadores, en el segundo nos profesionalizamos para generar una buena revista cultural en el ámbito hispano. Destacamos la relación humana y cultural con Latinoamérica. Recorrimos África, Europa del Este y Japón.

Tras los sucesos de Tiananmen de 1988, bloqueamos el comercio internacional de China durante más de un mes mediante "el fax de la libertad". La lucha contra el vacío de valores, la denuncia de las falsas democracias y una actitud muy crítica frente a los poderes que asfixian el progreso social y político fueron también las armas de una revista que nunca quiso acomodarse.

La vida, el ocio, el humor, la multiculturalidad y un urbanismo humanista ocuparon parte de nuestras inquietudes. Y lo hicimos desde la independencia y la vocación por un periodismo crítico y de anticipación.

 Tercera época 2004-2005

Con motivo del 30 aniversario, lanzamos “Las ideas que incendiaron los setenta”, un facsímil de los 6 primeros números de Ajoblanco, con una introducción que explicaba las dos primeras épocas de la revista.

Lo acompañaba una nueva publicación, “el Ajo, contra el sabor a mentira”, que daba mucha importancia a la ilustración. El lema de este número fue “somos propaganda”.

Hipócrita lector, mi prójimo, mi cliente… eres propaganda. Si además eres un poco cursi, tal vez seas publicidad, pero no te engañes, que se parece mucho. Tú y yo. El taxista, la panadera, el líder político, el inmigrante sin papeles, la mujer de la limpieza, el tecnócrata, la directora de marketing, el periodista, la revolucionaria, el militante gay, la feminista, el presidiario…Todos somos propaganda, y las justificaciones que te das a ti mismo también son propaganda.

En noviembre de 2004 montamos un foro de debate en internet en el que participaron 650.000 personas. Un ataque informático lo fulminó en agosto de 2005.

Exposición: Ruptura, contestación y vitalismo (1974-1999)
Exposición: Ruptura, contestación y vitalismo (1974-1999)

Ruptura, contestación y vitalismo (1974-1999)

Madrid (28 mayo-21 septiembre 2014)
Buenos Aires (11 junio-31 julio 2015)
Santiago de Chile (10 diciembre 2015-28 febrero 2016)

Ruptura, contestación y vitalismo (1974-1999) recorre la trayectoria de Ajoblanco, rescatando para ello materiales inéditos o de difícil acceso, reportajes, documentos y líneas de trabajo significativas, junto a testimonios y escritos de una parte importante de sus protagonistas.
El objetivo que impulsa esta exposición es doble: por una parte, revisitar Ajoblanco desde el presente, con el fin de explorar sus principales aportaciones y situarlas históricamente; por otra, profundizar en esa inquietud disidente, lúdica y libertaria de vivir apasionadamente la cultura, las ideas y los cambios colectivos y personales.

Comisario: Valentín Roma
Dirección de proyecto: Pepe Ribas
Coordinación: Alicia Navarro (Conde Duque)
Diseño montaje: Roure / de León Arquitectos SIP
Diseño gráfico: spread: David Lorente / Tomoko Sakamoto
Audiovisuales: David Fernández de Castro

En Madrid y dentro de las actividades de la exposición Ruptura, contestación y vitalismo (1974-1999) se celebraron las Primeras Jornadas Ajoblanquistas para el debate:
Ajoblanco busca abrir debates innovadores con la pretensión de aportar estímulos, armas, coraje e ilusiones que ayuden a revitalizar una sociedad muy castigada.

Los debates fueron los siguientes:
La experiencia en un Ajoblanco que siempre pica y repite. Javier Esteban entrevista a Pepe Ribas.
La recuperación del arte, la vitalidad y la rebeldía de Ajoblanco. Toni Puig.
Presentación del proyecto expositivo. La revista Ajoblanco. Ruptura, contestación y vitalismo (1974-1999) Valentín Roma.
Lo que va por debajo. Historia e historias desde la periferia. Pedro G. Romero.
Del underground a las plazas: revolución cultural ayer y hoy. Leónidas Martín y Amador Fernández-Savater.
Las transiciones alternativas que también tuvieron lugar. Jordi Mir.
La experiencia Ajoblanco: vida, memoria y democracia (1974-2004). Germán Labrador.
Ciudad, pasión, pensamiento, cultura y autonomía. Marina Garcés, César Rendueles y Pablo Carmona.
Los dos mil a destajo. Una cita secreta-pública con el presente del pasado. María Salgado y Rafael Sánchez Mateos Paniagua.
Conflictos, tensiones, logros y fracasos de Ajoblanco. José Manuel Costa, Javier Valenzuela, Karmele Marchante, Luis Racionero, Jordi Costa y Pepe Ribas.

Idea y coordinación de las jornadas: Pepe Ribas.

Pincha aquí para visionado.